Guía #voraz para disfrutar de Yakitoro by Chicote

Yakitoro

Es un cocinero muy mediático al que estamos acostumbrados a ver alucinando pepinillos mientras intenta organizar restaurantes de pesadilla en prime time. Pero más allá de las chaquetas de cocinero de Agata Ruiz de la Prada y de su fama televisiva, Alberto Chicote es uno de los restauradores más innovadores e inteligentes del país. El equipo de La Voraz quiso probar la carta de uno de sus restaurantes Yakitoro by Chicote. La revista Metrópoli lo premió en 2014 como uno de los restaurantes revelación y quisimos saber si merece la fama que tiene. Alerta spoiler: es así.

El concepto

La cocina de Chicote se caracteriza por mezclar influencias orientales con recetas tradicionales de nuestro país. La carta de Yakitoro gira entorno a los yakitori, una brocheta o pincho con pollo, de origen muy popular en Japón, que se cocina en directo y al carbón en una parrilla. La idea del restaurante es adaptar las propuestas de una taberna tradicional japonesa a la gastronomía española, aunque su carta esconde mucho más.

Yakitoro
Yakitoris tras la cena / FOTO: La Voraz

La carta de Yakitoro gira entorno a los yakitori, una brocheta o pincho con pollo, de origen muy popular en Japón, que se cocina en directo y al carbón en una parrilla

El local

Situado en la céntrica calle de la Reina, Yakitoro es un local amplio, bien distribuido y con una decoración funcional, pensada en que los comensales puedan ver lo que se está preparando tanto en la sala como en la cocina. El personal va uniformado con un toque militar y simpático y cuando te sientas en las mesas, tienes en el centro una cubitera con una selección de cervezas. El sitio es muy conocido en la capital, por eso te recomendamos reservar con tiempo y si es posible ir entre semana. Nosotros estuvimos un miércoles y aún así estaban ocupadas todas sus mesas.

Yakitoro
Sala del Yakitoro / FOTO: Yakitoro

La carta

Bien recomendados por uno de los camareros probamos un poco de todo. Nos encantó el tataki de atún con ajo blanco. Este yakitoro define perfectamente la propuesta culinaria del establecimiento: una preparación de pescado típica de Japón maridada con una tradicional receta andaluza. Estaba exquisito.

Yakitoro
Yakitoro de Tataki de atún con ajoblanco / FOTO: La Voraz

También probamos el filete ruso y sus migas al pimentón, un yakibocata de bogavante y verduras crujientes y una sugerencia fuera de carta: una sardina a la brasa acompañada por una salsa de mango. Una maravilla. Lo acompañamos con un arroz blanco aliñado con sabores de Oriente.

Arroz blanco aliñado con sabores de Oriente / FOTO: La Voraz

Nuestro consejo para acertar es que te dejes guiar y pruebes diferentes sabores. Merece la pena. Todo ello lo regamos con un Pavía 2015 de bodegas Alta Pavía. Tomamos una tarta de queso y unas copas de cava de postre para terminar la cena. Fue el final perfecto.

Nuestro consejo para acertar es que te dejes guiar y pruebes diferentes sabores

En resumen: no tengas miedo de venir por aquí, seguro que te va a gustar. Nosotros pagamos unos 35 euros por persona, aunque el precio medio oscila entre los 18 y 25 euros. Nos pareció sensacional para un local de moda como este. Te aconsejamos reservar temprano, no acudir en horas puntas y hacerlo entre semana. Disfrutarás de la experiencia como un #voraz. ¡No lo dudes!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here